NARUTO{♥}COUPLES

Encontrando el iris. -Capitulo 3-

Ir abajo

Encontrando el iris. -Capitulo 3-

Mensaje por valee-san el Dom Jun 26, 2011 11:55 am

Hola, hola.
Vengo aquí a ofrecer otro de mis Fics.
Espero que les guste.


Ficha de Resumen:


Título del Fic: Encontrando el iris.
Autora: valee-san
Género: Psicológico, Drama, Comedia, Romance, Aventuras, Fantasía, un poco de Gore.
Clasificación: Todo Público.
Advertencias: Muerte de personajes.
Resumen: La búsqueda de los ojos verdes le tomó al príncipe siglos. Para mi suerte, yo los encontré.
Publicaciones: Naruto Couples y en Mundo SasuSaku por el mismo nickname.



Prólogo



“Cuenta una leyenda, que en el antiguo mundo había un reino poderoso gobernado por una de las familias de sangre más pura. Ese reino contaba con la presencia de un príncipe amado por mucho y odiado por otros. Ese príncipe sería el heredero absoluto al trono, pero era muy joven para encargarse de él. Así que sus padres, el rey y la reina, decidieron esperar a que cumpliera los 18 años para que contrajera matrimonio y lograra gobernar con sabiduría y paciencia.

El tiempo transcurrió y con él, le regaló al príncipe cualidades únicas, la belleza, la inteligencia y la fuerza. Aún con todo eso, hacía falta algo en su majestuosa vida: una doncella que lo esposara. Su padre, hizo movimientos y envió cartas a otros reyes pidiendo la mano de alguna doncella con quién su hijo se pudiera casar lo acompañara al mando del reino cuando él muriera. Mas el príncipe siempre rechazaba a las hermosas princesas que le ponían a disposición. El príncipe las rechazaba por la idea de que si se casaba, lo haría con amor y no solo por el trato que había hecho su padre. Aunque sabía que era importante el cuidado de los ciudadanos de su reino.

Rechazó a más. Las más bellas doncellas, hasta que en su búsqueda la encontró. Se dice que fue un encuentro del destino que ellos dos se encontraran y se amaran a primera vista. También se dice, que el príncipe estaba completamente hipnotizado por los hermosos ojos verdes de color inusual y su cabello castaño que tenía la princesa, a la cual amaba como a nadie en este mundo.

Por la aristocracia de sus reinos, al contraer los 2 matrimonios, los reinos se unirían, dando como resultado el reino más poderoso. Algo que sería codiciado por todos los demás reinos. Según cuentan, los desterrados de las 2 familias se unieron y planearon la muerte perfecta para princesa.

Y así fue. La princesa enfermó gravemente y en cuestión de meses murió dejando al príncipe muy herido. Éste, desesperado y frustrado por la muerte de su amada, mandó a llamar a un sabio que era muy reconocido en su reino. El sabio le dijo que como la princesa tenía un alma muy pura, lo más seguro es que su alma reencarnara en algún futuro lejano o cercano. El príncipe estuvo noches sin dormir por pensar en la manera de reencontrarse con su amada, hasta que llegó a él la idea de morir para tratar de reencontrarse con ella.

De nuevo, mandó a llamar al sabio para explicarle su teoría. El sabio le afirmó que había posibilidades de que reencarnara él también, pero que el encontrar el alma de su amada le tomaría años, siglos e incluso milenios y que podrían reencarnar cada uno en diferentes tiempos, lugares y culturas. Que sería un riesgo que tenía que tener muy presente. La frustración lo llevó al suicidio, lanzándose a la suerte de que tal vez algún día podría encontrar a su amada princesa.”


Ese era mi cuento favorito cuando estaba pequeño. Recuerdo que mi madre siempre me lo contaba y yo decía que yo sería quién encontraría a la princesa, aunque me costara todos mis ahorros.

Incluso ahora a mis 18 años, la sigo buscando. Pero ya no es una princesa, sino una mujer que me ame como yo a ella. Creo que ya he esperado bastante. Es hora de que vaya apareciendo. Quizás ahora que me preparo para empezar mi carrera de Administración de Empresas, logre ayudar al príncipe a encontrar a esa princesa. Supongo que no sería muy difícil de encontrar, porque sentiría cómo su alma se relaciona de alguna manera con al suya.


Espero que comente. Dependiendo de eso, pondré el primer capitulo.
Gracias por leer.

Bye, bye~ ♥


Última edición por valee-san el Miér Oct 26, 2011 9:11 am, editado 3 veces
avatar
valee-san
SasuSaku Club
SasuSaku Club

Estado You feel laughing but you start to cry ._.

Costa Rica Edad 21 Mensajes 65 Femenino
Reputación 6 0%
Llevo en NC desde... 17/04/2011

Parejas SS| NaruSaku | ItaSaku | SasuNaruSaku :3 | EdWin | InuKag | RoyAi
Animes Favoritos Naruto - InuYasha - Ranma 1/2 - Full Metal Alchemist - Pandora Hearts - Kaicho wa Maid-sama - Mirai Nikki - Shoujo♥️ and I don't remember what else haha
¿Qué series estás viendo? 30 Seconds to Mars - Hurracane

Yenes 325 円
Último doujin leído Yisas, no lo recuerdo ._.


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encontrando el iris. -Capitulo 3-

Mensaje por lulys113 el Lun Jun 27, 2011 6:20 am

Realmente es grandiosamente interesante, yo apoyo completamente la idea de que lo continúes, de hecho creo que no podre soportar la intriga....PORFA SIGUELO.... leo tu otro fic en este foro y créeme que es uno de mis favoritos, así que ya se como escribes y tienes mucho talento....suerte.
avatar
lulys113
Temporal
Temporal

Estado confundida!!!

Colombia Edad 25 Mensajes 61 Femenino
Reputación 5 0%
Llevo en NC desde... 16/04/2011

Parejas sakura y sasuke,naruto y hinata ,ino y shikamaru,tenten y lee,kakashi y anko,asuma y kurenai,minato y kushina
jiraiya y tsunade ,pein y konan,neji y tenten
Animes Favoritos Naruto Shipuden!!, Inuyasha,Tsubasa Reservoir,Chronicles,One piece, Death Note DN2, Fullmetal Alchemist,High Shcool of the Dead
¿Qué series estás viendo? Luchar y perder- Akash

Yenes 5 円

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encontrando el iris. -Capitulo 3-

Mensaje por valee-san el Mar Jul 12, 2011 6:02 am

Buenas (:

¡Oh, Dios! Hace tanto que no me conecto u.u

Realmente siento mucho no haber actualizado antes. Es que el colegio, las tareas, los examenes,
el baile y muchas otras cosas me han atrazado en mis pasatiempos. PERO heme aquí.

lulys113-chan ♥:
Gracias por tu lindo comentario.

Espero que les guste.


Capitulo 1
Su verde inusual:
”Yo me encontraba en un bello jardín. En él había una gran fuente en el centro, que le daba elegancia al movimiento del agua; muchas flores de todos los colores, arbustos de mil tonos de verdes, desde los más claros hasta los más oscuros y bancas. Una de esas me llamó la atención en especial, en una se encontraba una hermosa chica de cabello largo y ondulado con un vestido plateado que hacía juego con su cabello.

Sabía que aquella bella figura jamás la había visto en mi vida. Pero el sentimiento que albergaba en mí, me decía que no era una desconocida. Aún con todo ese sentimiento, yo no me sentía yo mismo. Lo intentaba, pero solo la podía mirara a ella. Llegó el momento donde me perdí en ella, pero aún así, no podía ver su rostro. La luz se reflejaba en ella, negándome el verla.

— ¿Quién eres? —pregunté.

La chica permaneció callada. La curiosidad me llevó a ver lo que ella estaba mirando y me encontré con un gran palacio, enorme y majestuoso. Comencé a caminar un poco más hacia ella. Aquella chica estaba más que concentrada mirando hacia el palacio. Caminé un poco más hacia ella, pero ella no le quitaba la mirada, dejándome ver solo un poco del perfil de su largo cabello. Me acerqué hasta quedar junto a la banca donde se encontraba ella y me arrodillé. Fue como por un extraño impulso que me hizo doblegarme ante ella.

— ¿Quién eres? —volví a preguntar.

Ella volteó su rostro hacia mí, pero sus ojos permanecían cerrados. Aun así, dejó ver un rostro angelical con unos lindos labios de color natural y una piel clara que combinaba de manera sobrenatural con su hermoso cabello castaño.

Mis ojos se abrieron sorprendidos de tal belleza. Más bien, aquellos ojos que me permitían apreciarla, pues no me sentía yo mismo en ese momento. Era como si fuera una persona completamente diferente. Lo que sí sentía, era cómo se desbordaba mi amor hacia ella con solo mirarla. Deseaba tanto sus labios. Unas inmensas ganas de abrazarla me inundaban, pero algo me detenía. Supongo que el querer mirar sus ojos y esperar inmóvil el momento de ello, me hacía permanecer ahí mirando su rostro.

— ¿Acaso no me recuerdas? —dijo con una dulce voz.

Su melodiosa voz hizo que todo dentro de mí se estremeciera. Sentía que ya la había visto en algún lugar millones de veces. Y sentía el deseo de mirarla por siempre.

— ¿Te olvidaste de mí? —dijo mientras abría lentamente sus ojos, hasta dejarlos abiertos por completo.

Me estremecí aún más al ver sus hermosos ojos verdes. Su color era algo muy inusual, pero el más hermoso que había visto antes. La imagen que estaba frente a mí, era la más hermosa que jamás había visto. Aquel rostro angelical con ojos verdes y su lindo cabello ondulado de color castaño, era la imagen que no quería perder jamás. Igualmente, no me sentía yo. Era algo diferente a mí. Como si yo fuera otra persona que quería mostrarme su amor por aquella chica.

Antes de que siguiera sumergido en su belleza, ella colocó su mano en mi mejilla, haciendo que unas cosquillas incesantes, aparecieran en mí.

—Recuérdame.

Fue lo último que le escuché decir…”

El sonido de mi despertador me había hecho levantarme de mi sueño. Sabía que si me levantaba, significaría que debía comenzar un nuevo día.

Esa chica…, pensé mientras me iba levantando lentamente. Voltee a ver mi reloj y una gran pereza invadió mi ser. Corrí a ducharme y a alistarme para bajar a desayunar antes de irme a la Universidad, la Universidad de Konoha. Esa bendita Universidad significa la nueva etapa que está por entrar en mi vida. Además de la dedicación a una misma materia por 3 largos años. La ventaja de esos 3 años es que al sacar la carrera de Administración de Empresas, podré cumplir mi sueño de tener mi propia empresa y administrarla con buenas bases.

Bajé a desayunar y me encontré con mi amada familia: la Familia Uchiha. Una familia humilde que tiene todo lo necesario para vivir. La mejor familia, para mí. Además de ser la que me ha apoyado en las buenas decisiones. Aunque más de una vez hayamos tenido peleas, no sabría que hacer si ésta faltara. Lo más seguro es que sería un loco asesino en busca de venganza a aquel que asesinó a esas personas importantes y que echó mi vida a la basura. Por suerte, están aquí conmigo.

Al entrar al comedor me encontré con el hippie desayunando junto a mi padre que estaba leyendo el periódico y a mi madre alistando otro desayuno.

—Buenos días. —dije al sentarme.

—Buenos días. —Se escuchó de los 3 en coro. Mi medre colocó mi desayuno en la mesa. Agradecí y comencé a comer la comida casera de mi madre.

— ¿Estás listo para tu primer día en la Universidad, Sasuke? —dijo mi padre alejando su vista del periódico.

—Supongo. —dije llevando a mi boca otro bocado.

— ¡Cómo ha crecido mi principito! —dijo con una cara de ternura.

—Ya es todo un hombre. —dijo mi hermano sarcásticamente.

—Hmp. —fue lo que se escuchó de mí.

—Itachi, hijo, es hora de que te vayas o llegarás tarde.

— ¡Oh, es cierto! —dijo levantándose bruscamente y corriendo al baño.

—Tú también, Sasuke.

—Naruto vendrá por mí.

Poco después se escuchó afuera el pito de un auto, inmediatamente reconocido como el auto de Naruto.

Me despedí. Y cuando salí de casa, estaba ahí el perdedor más grande del mundo y mi mejor amigo. Para una mejor descripción, mi otro hermano. Quién al principio odiaba, pero que poco a poco se convirtió en quién ha compartido miles de anécdotas juntos de Secundaria. Es tan cercano a mí, que no hay descripción de nuestra relación. Incluso nuestros padres se hicieron amigos por nuestra relación. Supongo que el destino nos eligió para ser como uña y mugre. Él es la mugre, literalmente.

— ¡Teme, Feliz primer día de Universidad! —dijo mientras subía a su auto.

—Supongo que…gracias.

—Eres un amargado. —dijo frunciendo el ceño divertidamente, comenzando a andar el auto.


~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~


El País del Fuego, mi cuidad natal. La nostalgia de estar de nuevo aquí es realmente ilimitada. Haberla abandonado a los 10 años es una gran injusticia. Ahora que comienzo la carrera de Medicina, mis padres se mudaron de nuevo junto a mí. Estar aquí y respirar su aire tan peculiar es tan maravillosamente reconfortante. El volver a ver a mis viejos amigos es todavía mejor. Además de que por la Universidad, será aún más genial. Terminar con la mudanza y los últimos detalles del ingreso a la carrera, me dejaron realmente exhausta. Pero valió la pena el haber regresado.

Ahora mismo me encuentro en la parada del metro, esperando por verlas de nuevo por primera vez en 8 años es realmente emocionante. Espero que me reconozcan, aunque no estoy muy cambiada del todo. Lo único que cambié fue mi actitud de niña-niño que tenía en primaria. Además del color inconfundible de mi cabello: rosa.

— ¿Haruno?... ¿Haruno Sakura? —escucho tras de mí.

Volteo a ver y me encuentro con ellas: Yamanaka Ino y Hyuga Hinata. Apenas y puedo reconocerlas. Están tan cambiadas. Ahora son todas unas mujeres. Ambas dejaron crecer su cabello.

— ¡Oh, mi Dios! — digo y corro a abrazarlas.

— ¡Sakura-san! —dice Hinata sonriente.

—Mírense, chicas. ¡Están hermosísimas! —digo aguantando las ganas de expulsar lagrimas.

— ¡Mírate a ti! Eres femenina. ¡Y tu cabello! Está realmente largo, Sakura. —Dijo tocando mi cabello.

—Gracias.

Poco a poco se vio cómo el metro estaba llegando a la estación. Subimos a éste y comenzó nuestro viaje al primer día en la Universidad, la Universidad de Konoha.

—Y dime… ¿Ya desempacaste todo? ¿Adónde vivirás ahora? Supongo que no será en tu antigua casa. —preguntaba Ino animadamente.

—Ahora viviré cerca del residencial de la familia Hyuga.

— ¿De verdad? —Dijo Hinata. Asentí. —Entonces, seremos vecinas.

—Eso parece.

—Pero cuéntanos, Sakura. ¿Cómo has estado en estos 8 años dejos de nosotras?-dijo Ino sonriente.

Así las recordaba: Ino alegre y gritona y Hinata sonriente y tímida. Siempre fue así. Lo recuerdo como si hubiera sido ayer. Siempre las tres unidas, compartiendo todo.

Aunque después esa situación cambió, porque a mi padre lo promovieron en su empleo, dándole la oportunidad de matricularme en una de las mejores escuelas al este del país. Él no dudó dos veces y decidió mudarse junto con mi madre y conmigo. Y así sucedió, tuve que despedirme de aquellos buenos amigos de la infancia.

Al final de todo no todo fue malo. Al mudarnos conocí a muchas nuevas personas. Incluso, conocí a mi primer amor, Deidara. Un chico amante de las esculturas explosivas que me enamoró. Su rostro siempre se me hizo conocido,pero al poco tiempo, el amor se acabó y con él, nuestra relación.

En Secundaria y Preparatoria, fui popular. Una estudiante de buenas calificaciones y amante de la medicina desde niña. Además, buena en deportes y presidenta del consejo estudiantil.

Realmente mi vida ha sido muy normal. Hasta se podría decir que rutinaria. Aunque la adolescencia no estuvo muy a mi favor, no fui una gran rebelde. Jamás se me vio ebria en una fiesta de vacaciones o con chicos “experimentando”. Tampoco fui santurrona, pero tampoco una loca amate de la libertad descontrolada.

Así, al bajar del metro, sentía cómo una nueva etapa, como decía mi madre, estaba llegando a mi vida. Además, no haría mal un amor de por medio.

Llegamos a mi antigua Konoha: un complejo estudiantil que va desde Jardín de Niños hasta la Universidad. Konoha estaba un poco cambiada, tal vez unos cuantos arreglos. Nada significativo.

—Chicas, ¿dónde está Naruto?-pregunté al recordar el rubio gritón.

— ¿Naruto? ¿Aún lo recuerdas? —dijo Ino. Me extrañé, puesto que lo recuerdo como mi nombre: el chico que siempre me sacaba de quicio.

—La pregunta es: ¿cómo olvidarlo? —dije sarcásticamente. Ino y Hinata rieron un poco.

Poco a poco se notó más gente por el campus, dando la señal de que las clases comenzarían en poco tiempo. Me relajé y baje un poco los nervios. Ino y yo nos despedimos de Hinata que iría a estudiar Administración de Empresas. Ino y yo nos preparamos para ir a clases. La primera hora fue un poco aburrida, ya que era como la introducción al curso.

Poco antes de terminar el día, Ino me mostró un mensaje de texto que le había enviado Hinata:

”Le conté a Naruto-kun que Sakura-san había regresado. Se puso muy feliz y propuso ir a cenar ramen esta noche con Sai-kun y Sasuke-kun, ¿vamos?”

— ¿Sai-kun? ¿Sasuke-kun? ¿Quiénes son ellos? —pregunté.

— ¡Oh es cierto! No los conoces, Sakura. Mira: Sasuke-kun conoce a Naruto desde niños, pero entró en 1° de Secundaria a Konoha y Sai-kun lo hizo en 1° de Preparatoria.

— ¡Oh, ya veo!

Supongo que era emocionante. El conocer gente nueva en mi primer día, me emocionaba. Si son amigos de mis amigos, deben ser buenas personas.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~


No pensé que Hinata fuera a estudiar Administración de Empresas con Naruto y conmigo. Supongo que es por la empresa de la familia Hyuga.

Mi día transcurrió normal. No estreses. Por supuesto que no sería cansado. Apenas es el primer día. Para celebrar, vamos a ir a cenar los 3 con Ino, Hinata y una tal Sakura. No sé quién sea.

Según me contaron, es una vieja amiga de Naruto, Ino y Hinata que se cambió de escuela en primaria, pero que ahora se volvió a mudar para estudiar en Konoha. Debe ser una buena chica.

Llegamos al restaurante “Ichiraku Ramen”, el favorito de Naruto. Entramos y divisamos a lo lejos a Ino y a Hinata.

— ¡Chicas! ¿Dónde está Sakura-chan? —dijo caminado hacia la mesa para 6 en la que estaban las chicas.

—Tranquilo. Está en el tocador. —respondió Ino sin ánimos.

—No tarda. —dijo Hinata. Nos sentamos y llegó el mesero a pedir la orden de bebidas. No pasó mucho tiempo para que se hiciera notar la presencia de ella.

—Buenas noches. —se escuchó tras de Sai y de mí. Era una voz hermosa.

— ¡Sakura-chan! —gritó Naruto.

— ¡Naruto! —gritó ella también. Yo seguía concentrado en mi bebida.

— ¡Toma esto! —dijo y se oyó un golpe en la cabeza de Naruto.

— ¡Ta, ta, ta, ta! —Se escuchaban las quejas de Naruto — ¿Por qué fue eso, Sakura-chan?

— ¡Por 8 años de no hacerlo! —respondió la chica victoriosa. Con solo el hecho de golpear a Naruto, me había caído bien.

— ¡Pero mírate, Sakura-chan! ¡Estás hermosísima! Además de más femenina. —Gritaba tanto que las personas alrededor volvían a ver extrañadas.

— ¡No grites! —le reprochó.

—Sakura, ven. Te presento a Sai-kun. —dijo Ino.

—Mucho gusto, Sakura-san. —dijo Sai.

—El gusto es mío. —Dijo ella.

—Y él es Uchiha Sasuke. Voltéala a ver, Sasuke. —dijo Naruto.

Dejé mi bebida a un lado y voltee a mirarla lentamente. Para mi sorpresa, me encontré con una hermosa chica de cabello largo y rosa. Pero su exótico color no fue lo que más me sorprendió, sino sus ojos. Más que sus ojos, el color de sus ojos. Exactamente el mismo color de la chica de mi sueño. Ahora mi asombro era exagerado, pero ahora los veía con mis propios ojos.

—Mucho gusto, Sasuke-kun. —dijo extendiendo su mano.

Como si fuera un reflejo, mi mano fue a dar a la suya, haciendo estremecer mi cuerpo con aquel contacto. De nuevo, volvió a mí el recuerdo del jardín y de la hermosa chica de mi sueño. Era como si ya nos hubiéramos conocido en algún otro lugar.

—El gusto es mío. —dije y ella se sonrojó un poco.

Después de habernos presentado, ella se sentó y ordenamos la comida. La cena estuvo realmente entretenida. Contaron recuerdos de cuando era niños. Al principio pensé que sería solo una chica más, hasta que su sonrisa y sus ojos brillaron al verme en un momento.

No era cualquiera, ya se había convertido en alguien especial. Su conversación ni siquiera iba dirigida a mí, pero sentí cómo algo dentro de mí se acomodó, se sintió en paz. Algo adentro se encendió.

—Y Naruto se cayó. —decía para reír muy animadamente junto a Ino y Hinata.

Lo más seguro es que yo parecía un tonto, porque siempre que ella sonreía, de mí se escapaban mil sonrisas más.

—Cuéntame, Sakura-san. ¿Qué haces en tu tiempo libre? —preguntó Sai.

—Bueno…me gusta hacer muchas cosas. Por ejemplo: cantar y bailar ballet. Además de leer libros de anatomía. —decía animada.

Y así continuó la cena: yo hipnotizado con sus ojos y sus sonrisas y ella feliz de reencontrarse con sus amigos de nuevo. Hasta que la cena concluyó y cada uno debía tomar su camino de regreso a casa.

—Fue un placer conocerte, Sasuke-kun. Buenas noches.

—El placer fue mío. Que descanses. —dije y ella subió al taxi que la esperaba para llevarla a casa.

El taxi se fue alejando poco a poco hasta desaparecer. Ella me dejó a la expectativa, creyendo haber visto sus luminosos ojos millones de veces. Al parecer ya había entrado a mi vida, haciéndome quedar fascinado con sus ojos verdes. Era extraño, porque hasta se podría decir que la amé sin conocerla bien. Supongo que es la emoción del primer encuentro.


Gracias por leer :D
Bye, bye~
avatar
valee-san
SasuSaku Club
SasuSaku Club

Estado You feel laughing but you start to cry ._.

Costa Rica Edad 21 Mensajes 65 Femenino
Reputación 6 0%
Llevo en NC desde... 17/04/2011

Parejas SS| NaruSaku | ItaSaku | SasuNaruSaku :3 | EdWin | InuKag | RoyAi
Animes Favoritos Naruto - InuYasha - Ranma 1/2 - Full Metal Alchemist - Pandora Hearts - Kaicho wa Maid-sama - Mirai Nikki - Shoujo♥️ and I don't remember what else haha
¿Qué series estás viendo? 30 Seconds to Mars - Hurracane

Yenes 325 円
Último doujin leído Yisas, no lo recuerdo ._.


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encontrando el iris. -Capitulo 3-

Mensaje por lulys113 el Mar Jul 12, 2011 6:29 am


haaaahaaaaa... me encanto este cap, me parece muy romántico, espero que lo continúes pronto; se que acabas de subir este cap; pero igual yo quiero mas, Cuídate y sigue escribiendo por favor.

Deidara hace esculturas explosivas... jejeje

avatar
lulys113
Temporal
Temporal

Estado confundida!!!

Colombia Edad 25 Mensajes 61 Femenino
Reputación 5 0%
Llevo en NC desde... 16/04/2011

Parejas sakura y sasuke,naruto y hinata ,ino y shikamaru,tenten y lee,kakashi y anko,asuma y kurenai,minato y kushina
jiraiya y tsunade ,pein y konan,neji y tenten
Animes Favoritos Naruto Shipuden!!, Inuyasha,Tsubasa Reservoir,Chronicles,One piece, Death Note DN2, Fullmetal Alchemist,High Shcool of the Dead
¿Qué series estás viendo? Luchar y perder- Akash

Yenes 5 円

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encontrando el iris. -Capitulo 3-

Mensaje por Betty Uchiha el Mar Jul 12, 2011 1:44 pm

Kyaaaa!!!! Este fic esta... esta... SUPER!!!! me encantaaa!!!
La trama, la historia, es muy... es excelente!!! Escribes muy bien!!!
Esperaré la continuación con ansias!!!

Besitos... que te vaya bien!!!
avatar
Betty Uchiha
SasuSaku Club
SasuSaku Club

Estado Finalmente encontrado




Paraguay Edad 24 Mensajes 213 Femenino
Reputación 10 0%
Llevo en NC desde... 27/04/2011

Parejas SasuSaku, IchiRuki, UlquiHime, 6996
Animes Favoritos KHR!, Bleach, Hellsing, Death Note, Fairy Tail, D. Gray Man
¿Qué series estás viendo? Gintama xD

Yenes 13.715 円


Último doujin leído *-* ichiruki



Ver perfil de usuario http://darkangelnagatsuka.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Encontrando el iris. -Capitulo 3-

Mensaje por Miyusaki yue el Miér Jul 13, 2011 3:43 pm

haaaaaaaaaaaaaaaaaaa me encanto esta super sigue xfa me dejaste re picada
arigatou sigues asi q la trama y todo esta muy interesante , me encanto arigatou bye
avatar
Miyusaki yue
Nuev@
Nuev@

Estado pensando

Ecuador Edad 22 Mensajes 31 Femenino
Reputación 0 0%
Llevo en NC desde... 23/05/2011

Parejas sasunaru-naruhina-sasusaku-narusasu-misakiusui-yuetaiyo-misaokyo-sanakokyohei-minatokushina-ichigorukia
Animes Favoritos DRAGÓN BALL-NARUTO-BLEACH-BLACK BIRT-KIRAI-PERFECT GIRL EVOLUTION-ETC
¿Qué series estás viendo? sakura/ikimono gakari- besame/camila

Yenes 5 円

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encontrando el iris. -Capitulo 3-

Mensaje por valee-san el Lun Jul 25, 2011 3:11 pm

Ohayo ;3

¡Aw, gracias por sus lindos comentarios!

Lamento no haber podido traer la conti antes. El estupido colegio me está f*cking molestando y no he tenido mucho tiempo para venir por acá.
Por cierto:
En partes del capitulo se van a encontrar un amiguito como este ->*.
Es una aclaración que haré al final en un Spoiler Wink

Aquí está la conti, espero que les guste :D

Capitulo 2
Blanco.:
Un mes después de haberla conocido, descubrí que mi gran interés por ella, crecía cada vez más. Aun sin haberla tratado desde aquella cena, mi corazón y mi alma la han tratado cada día. Sus acciones se impregnan en mí como si las estuviera viviendo con ella. Viendo de lejos, me he sentido cerca este pequeño tiempo de conocerla.

Aunque no he vuelto a soñar cola a chica de cabello castaño, he soñado con el cabello rosa despierto. Incluso, Naruto se ha dado cuenta, más de una vez, de mis sueños cuando veo a Sakura caminando por ahí a su clase de Medicina. ¿Cómo hace para andar por ahí con su lindo cabello largo y grandes libros abrazados a ella? No lo sé, pero es toda una genio en ese campo.

Maldición. Yo bajo un gran árbol bebiendo soda, pareciendo un acosador por las miradas que viajan de mí hacia ella. Siguiendo todos sus lindos movimientos de baile casual que hace al caminar.

— ¡Maldito acosador! Invítala a salir. —dice Naruto acercándose a mi por detrás.

—Hmp. Ella no saldría conmigo…

— ¿Por qué no? —dice sentándose junto a mí.

—No lo sé. Tal vez ya esté enamorada de alguien más…

—Tú no sabes eso. ¡Invítala! ¿Qué pierdes haciéndolo?

Doy un gran suspiro cansado. Ella, tan perfecta, tan serena, caminando como si nada le importara más que llegar temprano a su clase. Jamás la he visto triste; siempre está acompañada por su sonrisa. Seguramente, con ella nunca se siente sola.

Supongo que el perdedor tiene razón. ¿Qué pierdo? La oportunidad de saber quién es, qué siente. Descubrir aquella persona que despierta mi interés de una manera sobrenatural. Puedo perder la oportunidad de descubrir si ella es la princesa de mi cuento.

—Lo haré.

— ¡Eso, Sasuke!

Me levanté de un salto y comencé a correr. Atravesé a muchos estudiantes, empujé a otros. Me insultaron, pero no me importó en lo más mínimo. Seguí corriendo porque todo mi ser me lo pedía a gritos. No, me lo imploraba como de eso dependiera mi vida y mi existencia.

Cuando asumí que no la alcanzaría, ella se detuvo de repente y volteó a ver hacia atrás. Exactamente donde me encontraba. Yo me detuve. Estaba un poco agitado, así que respiré profundo y me empecé a acercar a ella con normalidad y una pequeña sonrisa.

— ¿Sasuke-kun? —dijo un poco extrañada.

—Hola, Sakura.

—Hola. ¿Te puedo ayudar en algo? —dijo amablemente. Yo me alarmé un poco.

— ¡Oh! Bueno…Me preguntaba si estabas ocupada esta noche…

—No, no lo estoy.

— ¿Te gustaría ir al cine? —Ella se sorprendió, para después sonreír abiertamente.

—Claro que sí.

—Nos vemos en la cafetería a la salida, ¿te parece?

—Está bien. Lo siento. Debo irme, Sasuke-kun.

—Cuídate. —Poco a poco se fue alejando a su clase.

La paz con la que se había llenado mi ser, era enorme. Me sentía bien, feliz. Tanto así, que despeiné mi cabello con una gran sonrisa en mi rostro. ¡Qué chica! Su belleza no tiene la más mínima duda. Me deja babeando. Con ello, las personas me miran como si fuera de otra especie.

Tiempo despúes…

Ya es tarde. Hace 10 minutos que debía de estar aquí. ¿Acaso no vendrá? Dios, ¿qué haré? Realmente mi masculinidad y mi orgullo estarán dañados. ¿Cómo no estarlo cuando miles de chicas están a tu disposición y la chica que te interesa, te deja abandonado?

Es altanero decirlo, pero he tenido a las mejores mujeres a mis pies. Todos los gustos que existan: altas, bajas, delgadas, gruesas, rubias, castañas, pelirrojas, morenas, trigueñas. De muchas culturas, cada una de las que he visitado en mi corta vida. Todas y cada una ha estado tras de mí. He rechazado a muchas, pero otras han tenido suerte de tenerme con ellas.

El problema es que ahora es lo contrario. Me ha atrapado. La única mujer en toda mi vida que me ha capturado con solo mirarme. Ella tiene un don. De eso no hay duda, pero ¿acaso seré yo quien sea rechazado?

—Lo siento, Sasuke-kun. Me retrasé un poco. —Escucho una melodiosa voz tras de mí. Volteo a ver y me encuentro con una linda chica de cabello rosa un poco agitada.

—No te preocupes, ¿nos vamos?

—Por supuesto.

Así fue. Ella se encontró con mi amado VM Sedán azul oscuro y quedó fascinada con él. Al igual que yo cuando lo vi por primera vez. Ella se subió a él, dando señal de que nuestro camino comenzaría.

Mi interés me hizo hacerle preguntas de esas que parecen extrañas y descubrí cosas que jamás voy a olvidar: si color preferido es el blanco porque le trae paz, ama las pastas y los vegetales. Ha viajado a Italia, España, Brasil y China, aun así le encantaría conocer Inglaterra y Egipto. Ama a los perros, pero su mascota es un gato angora llamado Hige. Ama el día y le encanta jugar voleibol en la playa. Fue porrista 1 año en secundaria. Toda una linda princesa encantadora.

Cuando llegamos al cine, nos topamos que la cartelera estaba realmente variada.

— ¿Cuál es tu genero de película favorito? —pregunté mientras analizaba las opciones.

—Bueno…amo la comedia y las de vampiros. —dijo sonriendo.

— ¿Vampiros? ¡Vaya!

—Veamos esa. —dijo señalando un cartel que decía: “Locura de amor en Las Vegas”.

— ¿Ashton Kutcher? — dije volteándola a ver divertido.

— ¡Kya, sí! —dijo pegando unos pequeños saltitos. — ¡Amo a Ashton Kutcher!*

Era divertido ver cómo sus ojos brillaban tanto. Parecía una linda adolescente viendo la foto de su amor platónico. Es tan tierna.

Entramos a la sala de de cine. Nos sentamos por el medio y la película comenzó. Era muy divertida. Ver cómo ellos se odiaban, me hizo pensar que Sakura y yo había empezado bien. Eso me hizo más feliz.

Pero algo ocurrió. En un momento la voltee a ver mientras ella reía. Su belleza resaltó y mis ojos se perdieron en los suyos. Ella volteó a verme y sonrió. De pronto, todo en mí se volvió blanco y la palabra “Recuérdame” comenzó a dar vueltas en mi cabeza como la voz de aquella chica, dejándome en blanco por completo.

Algo no estaba bien. Algo en mí era extraño, no era normal. Hasta que sentí cómo la luz comenzaba a dar malestar en mi rostro, haciendo que mis ojos se quisieran abrir.

Poco a poco los comencé a abrir, dejando en mí la visión de un techo café de una madera que relucía como el oro. Quité las sabanas que me cubrían y restregué un poco mis ojos. Cuando finalmente los abrí por completo, me encontré con una enorme cama. Una que no era ni matrimonial, era aún más grande. Además de estar en una habitación de un tamaño similar al de toda mi casa.

En esa habitación, había una gran alfombra en el centro, sofás de color crema con bordes dorados, un gran escritorio con libros y una pluma sumergida en lo que parecía un pequeño frasco de tinta y unas grandes puertas que dejaban ver el final de la habitación. Esa habitación era exactamente igual a la que había visto en las películas antiguas como de reyes y castillos.

Me levanté rápidamente y comencé a correr a las puertas. Corrí lo más rápido que pude, pero antes de abrirlas, éstas se abrieron de par en par, dejando ver que un hombre con ropas extrañamente refinadas, las había abierto.

—Su majestad, veo que ya se ha despertado. —dijo el hombre haciendo una reverencia.

— ¿Su majestad? ¿Quién diablos eres? —dije realmente sorprendido.

— ¿A qué se refiere, señor?

—No entiendo nada. ¿Quién eres? ¿Dónde estoy? —dije un poco desesperado.

Comencé a visualizar lo que había después del sujeto. En mi búsqueda, me encontré que había lo que parecían ser guardias. Tras de ellos, se encontraba un enorme pasillo con muchas pinturas enmarcadas y grandes azulejos que relucían de limpios. Aquel lugar era como un museo.

—Soy su sirviente Hizaki, señor. ¿Acaso bebió alguna sustancia extraña? Está en su casa, señor.

Aquel sujeto se veía de unos 20 años. Era alto, su cabello castaño y sus ojos eran azules. Se veía cómo su amabilidad se desbordaba de su ser, pues en él se veía una sonrisa que parecía sincera.

Yo por mi parte, no entendía dónde rayos estaba. Aquel chico me dijo que en mi casa, pero definitivamente, no lo era. ¿Acaso estaba soñando? ¿Viajé al pasado? ¿Es un Deja Vu?

— ¿Quién soy? — sabía que mi pregunta era rara, directa y muy dura. La realidad es dura.

Era obvio que yo sabía quién soy: Sasuke. Pero para aquella persona que me decía “señor”, yo no era yo. Era otra persona, que al parecer, tenía poder.

—Usted es Tenzo, príncipe de Wa**: una de las naciones más poderosas del mundo y futuro heredero al trono.

No recuerdo haber fumado ni tomado, pero eso era lo más idiota que me habían dicho en toda la vida. Jamás me habría imaginado que alguien tuviera el valor de decir tal idiotez como si fuera la verdad más pura. Ese chico era buen actor. Incluso, lo creería si no tuviera la conciencia intacta. Recordaba todo de mí: mi familia, mis amigos, mis recuerdos. Todo. Pero el lugar donde estaba, no era el lugar donde yo pertenezco. Era como un mundo paralelo o algo así.

Sin más, solté una gran carcajada. Él me había hecho reír. Los guardias que se encontraban tras de él me voltearon a ver con una pequeña sonrisa extraña y el tal Hizaki se quedó un poco confundido. Lo más seguro por la burla que emanaba mi risa.

—Deja de jugar. ¡Yo soy Uchiha Sasuke! —dije con una sonrisa.

— ¿Uchiha Sasuke? Jamás había escuchado ese nombre, señor. ¿Acaso duda de su identidad?

—Claro que no. ¡Soy Uchiha Sasuke, hijo de Uchiha Fugaku y Mikoto y hermano de Uchiha Itachi! El chico estudiante de Administración de empresas de cabello y ojos negros.

El chico me miró aún más aterrado. Su rostro denotaba… ¿lastima? Ese idiota me miraba como si tuviera un bicho extraño o una quimera frente a él. Poco a poco se acercó a una mesa junto a las grandes puertas de la habitación donde desperté y tomó un espejo que se veía que valía una fortuna.

—Vea, por favor. —dijo extendiendo sus manos con una reverencia.

Yo tomé el espejo y lo acerqué para verme. Cuando me vi en el espejo, me sorprendí al ver que lo que reflejaba el espejo no era yo. Mi mente, mi corazón, mi conciencia, decían que yo era Uchiha Sasuke, pero el espejo me decía lo contrario, enseñándome el reflejo que era lejano a lo que recordaba de mí. Completamente diferente a mí. El problema es que yo me sentía como esa otra persona, aunque supiera que no era así.

La conexión que había entre ese cuerpo y yo era impresionante. Como si no hubiera diferencia en el interior, pero físicamente había mucho. Lo único igual, eran nuestros ojos: negros. Lo diferente era su cabello castaño oscuro y su piel más morena que la mía, las facciones, todo era completamente diferente.

El miedo se apoderó de mí y comencé a temblar. Alejé el espejo y lo voltee a ver a él. Estaba preocupado. El pánico me invadía de una manera exagerada. Las preguntas que llegaban a mí eran desde la más cuerda a la más anormal. ¿Quién soy ahora? ¿Dónde está el cuerpo que reconozco como el mío?

—Cuéntame más de quien crees que soy. —dije mirando perdido el suelo.

—Am…No lo sé. Mejor venga. Entre y me cuenta quien es usted. —dijo señalándome a la habitación.

El hombre me ofreció asiento. Yo accedí y el me sonrió, tarando de que me tranquilizara un poco.

—Ahora sí, señor. Cuénteme, ¿qué le sucede? —dijo el hombre poniéndose a mi nivel.

—No lo sé. Estaba en el cine con Sakura y de pronto despierto en esta habitación que no he visto jamás.

— ¿Está usted seguro de lo que está diciendo? ¿O es una broma de mal gusto?

— ¿Acaso piensa que estoy mintiendo? —dije poniendo enojado.

—No, no, discúlpeme. No fue mi intención ofenderlo, pero lo que está diciendo no tiene lógica para mí.

—Para mí tampoco. Pero estoy aquí.

— ¿Cómo dice que se llama, joven?

—Uchiha Sasuke.

—Uchiha-san, discúlpeme pero su apariencia dice que usted es el príncipe de este reino. Sinceramente, no creo que nadie le crea que usted es Uchiha Sasuke con esa apariencia. Incluso lo podrían encerrar por locura. Eso afectaría mucho a nuestro reino. Así que le pido como favor a todo nuestro reino y guarde su identidad por un tiempo.

— ¿Acaso me está pidiendo que finja que soy el príncipe de este lugar? ¿Me cree?

—Sinceramente, no lo hago. Pero si sale por ahí diciendo eso, afectará a muchos y eso no sería bueno. Por favor, solo por un tiempo mientras vuelve a su… ¿mundo?

—Lo haré. Pero explíqueme, ¿en qué estoy? ¿Un sueño? Es extraño porque no recuerdo haberme dormido. Solo miré los ojos de Sakura y después todo se volvió blanco y ¡Puf! Heme aquí.

—No puedo contestarle eso, joven. Solo sé que debe alistarse para verse con su “padre”.

Así fue. Aquel hombre me entregó ropas de aquellas que usaban los antiguos príncipes en los tiempos de esas jerarquías. Me vestí y me preparé para ver a aquel que sería mi padre. Poco a poco me empezó a guiar. El problema es que yo no sabía donde diablos estaba. Era como si todo lo que alguna vez conocí se estuviera borrando con solo permanecer en ese lugar. Sabía que debía encontrar la manera de salir de ahí, porque en un lugar que no sabía si era lejano, Sakura y todas aquellas personas que conozco, me están esperando.

Era curioso que en toda mi preocupación de volver, ella estuviera presente en todos mis pensamientos y mis angustias. Exactamente como si ella hubiera estado en mi vida todo el tiempo de ésta. Eso me hizo sonreír, porque al parecer, me tenía más hipnotizado de lo que yo creía, irónicamente.

El camino a ver a “mi padre” era realmente largo. Ni siquiera sabía donde me había llevado. Después de la primera vuelta, me había perdido completamente. Solo me di cuenta de que había llegado porque Hizaki había dado un suspiro y se había volteado hacia mí.

—Por favor, Sasuke-san, actúe sereno. Lo más seguro es que le hablen de matrimonio. Solo sepa que el ideal del príncipe, es casarse por amor.

—Por lo menos ese príncipe y yo pensamos muy similar.

—Suerte.

Dijo y yo tuve que abrir por mí mismo aquellas grandes puertas. Al pasar por ellas, se veía a un señor ya mayor que tenía una corona en su cabeza como símbolo que era el rey. Así me acerqué un poco y saludé.

—Buenos días. —dije nerviosamente.

—Buenos días, hijo. Seguramente ya sabrás para qué te llamé. —dijo bajando de su asiento.

—En realidad, no.

—Siempre tan olvidadizo. ¿Acaso no recuerdas que esta noche será el baile para ver si encuentras por fin una esposa? —se empezó a acercar cada vez más rodeando su escritorio.

— ¡Oh! Es cierto. —dije tratando de sonar como si realmente se me hubiera olvidado.

—Se que me has dicho mil veces que te quieres casar por amor, por eso espero que la encuentres esta noche. Por el bien del reino y por el tuyo.

—Supongo que no será difícil.

—Claro que no lo será. Porque cuando veas los ojos de tu chica, sabrás que es la indicada. Ahora ve y prepárate, que hoy te enamorarás.

Salí de aquel lugar lo más rápido que pude y pude ver que Hizaki estaba esperándome en la salida. Me guió de nuevo a la que era “mi habitación” y me enseñó de nuevo un traje. Supuse que era para la fiesta de la que informaron. Aún era temprano. Almorcé y después me dediqué a mirar por la ventana de la habitación.

La vista era realmente hermosa. Un jardín perfectamente acomodado y el paisaje de muchas montañas, me deleitaban la vista. Rápidamente vi cómo anochecía y yo sabía perfectamente que me tenía que prepararme para el baile que habían preparado. Eso quería decir que el príncipe de este reino tenía mucho poder y que la persona con la que se casara tenía que estar en un nivel bastante parecido. O por lo menos él la tenía que amar de una gran manera.

A las 6 en punto debía estar listo para bajar a recibir a todos los invitados que llegaran a la fiesta. Después de un tiempo llegó Hizaki para escoltarme hacia la fiesta que sería en el salón principal del palacio.

Al llegar al salón, pude divisar que era realmente inmenso. Habían unas grandes escaleras que conectaban con unos grandes balcones en la parte de arriba del salón y todo estaba perfectamente iluminado por miles de candelabros finos. En él ya se encontraban varias personas, pero parecían ser más invitados que las mismas princesas que vendrían para ver si yo tomaba su mano.

Poco a poco empezaron a presentar a cada una de las princesas que empezaron a llegar, desgraciadamente ninguna tenía en su rostro la buena impresión enmarcada. Así vi, por lo menos, 50 damas. Muchas de ellas eran realmente bellas, algunas no tanto, pero aun así, no llamaban mi atención. Y si el príncipe me había dado la misión de escoger una, lo haría bien.

Después de un tiempo, vi cómo algunas de ellas comenzaban a bailar con otros invitados. Al parecer otros príncipes. Me aburrí y decidí ir a dar una pequeña vuelta por el salón. Muchas princesas me saludaban y pedían bailar, pero yo realmente no sabía bailar bien y no quería dejar en ridículo al príncipe.

Fui a ver qué había de comer en la mesa y me topé con ricos bocadillos. Me quedé goloseando un poco, hasta que divisé a una chica en una ventana alejada viendo hacia afuera. Tenía un lindo vestido rosa y su cabello estaba recogido en un tipo de moño que dejaba suelto unos pequeños mechones. Decidí acercarme para indicarle que toda la fiesta estaba en el centro del salón y que ahí estaba un poco oscuro, por lo que debía estar un poco desubicada.

—Disculpa, la fiesta está por allá. —dije y la chica se volteo hacia mí.

—Lo siento.

Y así fue como volví a ver a la chica de mi primer sueño. Estaba ahí. Mis ojos me miraron directamente y de nuevo vi el color de sus ojos, que me recordaron a Sakura. De pronto, vi como todo se hacia blanco a mi alrededor, para después volverse negro.


—Sasuke-kun, Sasuke-kun. —escuchaba la voz de Sakura llamándome.

Como si hubiera vuelto a la vida, respiré profundamente. Un respiro que me pareció no haber tomado en mucho tiempo. Cuando abrí mis ojos, me vi en el cine. La película había terminado y Sakura estaba a mi lado moviéndome un poco y mirándome con una sonrisa.

— ¿Qué…pasó? —pregunté.

—Parece que te dormiste en el puro final de la película.

— ¿Me…dormí?

—Eso parece. La verdad no lo noté, es que estaba viendo la película muy entretenidamente. Lo siento.

Al parecer ella no había nota nada. Fue yo quien se perdió. Pero cómo era posible que estuviera de nuevo aquí. ¿Qué pasó con el baile y la princesa? ¿Qué diablos…? Restregué mis ojos y la voltee a ver. Ella estaba mirando divertida mientras sonreía.

Después de eso, ella me dijo que iría al tocador. Así que me dispuse a ir al baño to también. Cuando llegué y me miré en el espejo, era yo. El mismo cuerpo con el que me conocía había vuelto. Yo había vuelto. Aún así sentía cómo recordaba a esa chica.

Salimos los 2 al mismo tiempo y decidimos ir a comer. La cena estuvo entretenida y después fuimos a jugar en los juegos electrónicos. Después de una linda velada, decidimos irnos caminando a su casa. En el camino, tomé su mano y ella no se molestó. Todo el camino estuvo igual de entretenido. Los 2 contábamos viejas anécdotas que nos hacían reír.

Su mano tomaba de la mía me llenaba intensamente y me hacía sentir seguro. Cuando llegamos, ella tomó mi otra mano y lentamente se acercó a mí, plantando un lindo beso en mis labios. Yo cerré mis ojos y la atraje a mí. Po un extraño impulso, la abracé después de besarla. Ella aceptó mi abrazó y lo correspondió. Fue una velada muy mágica. Eso haría que pensara más en ella de ahora en adelante.

—Buenas noches, Sasuke-kun. —dijo soltando mi abrazo.

—Buenas noches, Sakura. —poco a poco ella se empezó a acercar a la puerta de su casa. Pero otro impulso me hizo devolverme y voltearla para darle otro gran beso.

—No quería que solo tú tomaras la iniciativa. —dije poniendo mi frete contra la suya. Ella rió un poco.

Así me quería quedar por siempre, pero sabía que no podía. Aun con todo mi “sueño”, “imaginación” o lo que fuera que tuve, sabía que sus amaba a los ojos que estaban frete a mí y aún más a la dueña de estos.


Aclaración:

Wa**:
Según Wikipedia, es un nombre antiguo de Japón usado por algunas dinastías chinas.
Entonces no es casualidadque lo haya usado. Sé que es poco original, pero no tenía ideas en ese momento u.u

Gracias por leer & cuidence muchito.
Bye, bye~ ♥️
avatar
valee-san
SasuSaku Club
SasuSaku Club

Estado You feel laughing but you start to cry ._.

Costa Rica Edad 21 Mensajes 65 Femenino
Reputación 6 0%
Llevo en NC desde... 17/04/2011

Parejas SS| NaruSaku | ItaSaku | SasuNaruSaku :3 | EdWin | InuKag | RoyAi
Animes Favoritos Naruto - InuYasha - Ranma 1/2 - Full Metal Alchemist - Pandora Hearts - Kaicho wa Maid-sama - Mirai Nikki - Shoujo♥️ and I don't remember what else haha
¿Qué series estás viendo? 30 Seconds to Mars - Hurracane

Yenes 325 円
Último doujin leído Yisas, no lo recuerdo ._.


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encontrando el iris. -Capitulo 3-

Mensaje por Miyusaki yue el Sáb Jul 30, 2011 11:42 am

wow muy pero muy bonito me encanto espero con ansias el siguiente capi
avatar
Miyusaki yue
Nuev@
Nuev@

Estado pensando

Ecuador Edad 22 Mensajes 31 Femenino
Reputación 0 0%
Llevo en NC desde... 23/05/2011

Parejas sasunaru-naruhina-sasusaku-narusasu-misakiusui-yuetaiyo-misaokyo-sanakokyohei-minatokushina-ichigorukia
Animes Favoritos DRAGÓN BALL-NARUTO-BLEACH-BLACK BIRT-KIRAI-PERFECT GIRL EVOLUTION-ETC
¿Qué series estás viendo? sakura/ikimono gakari- besame/camila

Yenes 5 円

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encontrando el iris. -Capitulo 3-

Mensaje por saya325000 el Mar Ago 16, 2011 2:52 pm

o.o esta super genial de verdad tienes un don para la escritura es relamente bueno espero el siguiente capitulo
avatar
saya325000
Temporal
Temporal

México Edad 28 Mensajes 87 Femenino
Reputación 6 0%
Llevo en NC desde... 10/08/2011

Parejas SasuSaku, Naruhina, shikatema NatsuxErza, ErzaxGerard
LucyxNatsu YukixZero
Animes Favoritos Naruto, fairy tail, ranma 1/2, gantz, blood+ Bokura ga ita
Vampire Knight


Yenes 5 円

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encontrando el iris. -Capitulo 3-

Mensaje por valee-san el Miér Oct 26, 2011 9:34 am

¡HOLA!

Vengo con toda la verguenza del mundo...

¿Cómo es posible que mi última actualización haya sido el 24 de Julio?
De verdad no se imaginan lo avergonzada que me siento. El estupido colegio me esclavizó completamente impidiendome pasarme por el Foro u.u

Hey! Por cierto: ¡QUÉ FORO!
Ha quedado de ensueño *o* Yo que voy a estudiar el otro año Diseño Gráfico me he quedado whathefuckeada XD
Realmente quedó de ensueño, ¿me quivoco? OBVIO QUE NO

Dejando mi parla a un lado, acá está el tercer capitulo.


Capitulo 3

Castigos:
Un simple ser humano. Eso era en lo que se había convertido desde hace cientos de años como castigo de haber aconsejado mal a aquella persona. Se suponía que lo que había hecho era ayudarlo, pero en esa ayuda, había logrado una auto condena y una búsqueda realmente eterna.

Era un diario lamento el tratar de encontrar esas almas, que tal vez ya habían sido unidas por el tiempo. No era algo completamente seguro, pero era una posibilidad en aquel asunto. Aunque aquello no era algo obligatorio, la culpa que permanecía en él, le atormentaba cada día de su larga existencia. No sabía porqué ni cómo, pero él seguía aquí después de muchos años y así vivía cada día de su existencia: en su infinita búsqueda.

Aunque todos esos años de vida le habían dado como regalo el saber, le faltaba mucho más. Había mil cosas que aún no sabía o simplemente le eran difíciles de comprender. Aun así, su papel en este mundo se había transformado en el de un simple profesor que impartía clases de Educación cívica en una Universidad estatal. El resultado de muchos otros oficios que ha tenido en su vida.

Aquella mañana era una de las que hubiera deseado no seguir con su búsqueda, pero antes de no hacerlo, su conciencia le dictaba lo contrario.

Su caminar era el de un hombre desinteresado que estaba a punto de llegar a impartir sus lecciones, luego de 10 años de hacerlo ahí. Un profesor imparcial el cual su tarea era educar y forjar buenos ciudadanos con buenas bases en la moral y la cívica. Ése era su trabajo.

Esa mañana le tocaba el grupo de Administración Empresarial de primer año. Suponía que serian una bola de idiotas que solo vienen a su clase para no reprobar y manchar sus buenas calificaciones en las otras materias.

—Buenos días, alumnos. —dijo al entrar en su respectivo salón.

Sabía que había llegado tarde, pero siendo sincero, eso no le importaba en lo mas mínimo. Después de todo, su lugar ahí era solo como una gran apariencia.

—Buenos días. —dijeron los alumnos en coro.

— ¡Llega muy tarde, sensei! ¡Llevamos media hora esperándolo y nada que aparecía! —se quejaba un chico rubio.

Qué ruidoso , pensó mientras caminaba en dirección a su escritorio enfrente de un gran pizarrón verde.

—Jóvenes, mi nombre es Hatake Kakashi, su profesor de cívica de este año.

Así era. Más que una apariencia, era una tortura. El estar con jóvenes universitarios era realmente el castigo más retorcido que jamás se le pudo haber ocurrido. Exactamente se tuvo que meter con aquellas personas que no saben nada de la vida y que empiezan a descubrir realmente de qué se trata. Adolescentes un poco más maduros. Aunque no del todo. Esa había sido su tortura escogida entre el montón.

—Abran su libro en la pagina número 12—dijo soltando un suspiro de cansancio.

Para conocer un poco más a sus futuros estudiantes, decidió echar un pequeño vistazo por todo su salón.

Se notaba a legas su inexperiencia en el campo de la universidad. Rió un poco. Eran unos ilusos que no saben absolutamente nada de la vida.

Un rubio loco y un pelinegro fueron quienes más llamaron su atención. Uno completamente ruidoso y haciendo un escándalo total y el otro, callado con su libro abierto y sus ojos cerrados, sentados a la par. Era extraño, porque se podía sentir la amistad que se tenían los dos.

Y es que no había perdido su don. Era lo único bueno que había conservado desde aquel tiempo: el poder captar el aura de las personas. Con ello, sus sentimientos y emociones. Y aquellos dos, al estar juntos, emanaban amistad y cariño. Lo que le había fascinado era lo distinta que eran sus personalidades. Completamente opuestas, pero había algo que los unía.

Poco a poco se acercó al escrito de los jóvenes que están sentados a la par, para poder callar al rubio y dar su clase en paz.

—Oye niño, ¿cuál es tu nombre? —dijo mirando tétricamente al rubio.

— ¿Y-Yo? —decía asustado al ver a su sensei tan extraño.

—Sí, tú.

—Uzumaki Naruto.

—Cállate de una buena vez…

—Pero yo no…—fue interrumpido por su sensei.

— ¿Me haces un favor? —dijo dirigiéndose al pelinegro junto a él. —Calla a tu amigo o no vivirá para contarlo.

—Hmp. Puede hacer lo que quiera con él. —dijo mirando directamente al sensei extraño.

Kakashi inmediatamente lo notó. Aquel niño serio poseía algo conocido. Se parecía mucho a los de aquella persona que había conocido en un tiempo muy lejano. Lástima que solo se parecieran.

— ¿Cuál es tu nombre? —preguntó al pelinegro

—Uchiha Sasuke..

—Bueno, Sasuke-san, ya sabe qué hacer con él. —dijo y regresó a su escritorio para empezar con su clase.

Ésta transcurrió con toda la normalidad posible. DE tanta normalidad, se hizo completamente aburrida, incluso para él. Los alumnos salieron casi que volando, excepto uno: Uchiha Sasuke. Quien salió a paso normal y se sentó en la banca que estaba al frente del aula.

Kakashi, por curiosidad, se quedó mirando qué estaba esperando su alumno. Segundos después, Sakura, otra estudiante suya de la carrera de medicina, quien le sonrió abiertamente y le dijo “Sasuke-kun”.

Sasuke inmediatamente se levantó y la besó tiernamente. Incluso sonrió. Algo que lo asustó, ya que aquel chico se veía completamente solitario. Así, su beso terminó y sintió cómo ahora el joven Sasuke emanaba de sí ahora, un completo amor.

Ya era momento de irse. No se podía quedar con las ganas de molestar a par de tortolitos.

En tantos años de vida, se había inventado un tipo de parodia de su búsqueda, la cual era molestar a todos las parejillas que en su vida encontrara. Esa pareja no sería la excepción. Eso jamás. Así, salió y se dirigió a ellos.

—Si tanto se aman, busquen motel. —dijo con un tono serio. Los dos de se volvieron a ver uno al otro y se sonrojaron inmensamente.

— ¿Q-Qué le pasa? —dijo el pelinegro enojado, pero al mismo tiempo avergonzado.
—Solo doy un conejo, niños.

—Kakashi-sensei…—dijo la chica incomoda.

—Solo bromeaba chicos. No sabía qué eran novios. —comentó.

—Pues s-si. —dijeron los dos en coro.

—¡Oh! Felicidades. —dijo cerrando sus ojos en señal de que estaba sonriendo, ya que un bosal de medicina cubría su boca.

La ultima lucha que había tenido, le había dado como regalo un pequeña malformación en su boca a causa de una espada. Esa herida había sido otra de las razones de su búsqueda. Y hasta no encontrar lo que buscaba, no estaría en paz.

—G-Gracias—volvieron a decir en coro.

Así vio cómo los 2 ponían una cara feliz y sus ojos comenzaban a brillar, dejando a Kakashi completamente estupefacto.

—Bueno, sensei. Debemos irnos. Hasta luego. —dijo la chica tomando la mano del chico y comenzando a caminar.

El no pudo pronunciar palabra alguna. La sorpresa que se había llevado era lo más increíble que e pudo haber pasado en toda su existencia. Era algo que podía ser lo que él había estado esperando desde mucho, realmente mucho tiempo.

Poco a poco salió de su trance y se dirigió hacia la oficina de aquella persona que era su compañera desde el mismo entonces que él.

Se apresuró y realmente se podría decir que corrió hasta llegar a la puerta de su oficina, tocar, recibir el permiso y entrar.

— ¿Qué sucede, Kakashi? Hace mucho que no recibía quejas sobre los alumnos de ti. —decía una bella mujer de cabello castaño claro y ojos de un color café claro.

—Tsunade-sama, me estoy volviendo loco. —dijo mientras se sentaba con confianza en las sillas al frente del escritorio de la mujer, Senju Tsunade.

Esa mujer había formado parte de toda su vida. La única que le había creído y acompañado cuando él lo necesito. Una autoridad superior que se convirtió en su aliado más cercano.

— ¿De qué estás hablando? —preguntó un poco confundida.

—Yo los vi…—decía con poca cordura.

— ¿Qué? ¿A quién?

—Estaban juntos los dos.

—Ya deja de hacerte el interesante y dime a quién.

—Al príncipe y a la princesa…—dijo en un tono bajo como si no quisiera que nadie más escuchara.

— ¡¿Qué?! —gritó Tsunade. — ¿Estás consiente de lo que estás diciendo?

—S-Sí. Lo juro. Estaban juntos…

— ¿A dónde crees haberlos visto?

—Yo no creo, yo los vi. Los vi en Konoha.

— ¿Aquí? Kakashi, ya deja de jugar que no es nada divertido.

—No juego. Los vi en los ojos de ellos. Sus esencias desbordan de ellos dos, Tsunade-sama.

— ¿De quién diablos hablas? —volvió a gritar Tsunade,

—De Uchiha y Haruno.

— ¿Uchiha y Haruno? Déjame fijarme en mis registros. —la mujer tomó una laptop que estaba a un lado de su escritorio.

Digitó en su teclado, mientras viraba muy atentamente su pantalla. No duro mucho para que la sorpresa se expresara en su rostro y su boca se abriera levemente.

—N-No. —susurró Tsunade.

—Lo notó, ¿no es cierto?

—Esto no pude ser…posible…—después de decir esto, volteó la laptop para que Kakashi pudiera ver lo que había en la pantalla.

En ella, se veía una pantalla dividida, con Sasuke a un lado y Sakura al otro. Debajo de a foto, la información más destacada de ellos desde que habían empezado a estudiar,

— ¿Lo notó?

— ¿Cómo crees que no lo he notado? Es lo primero que logro ver.

—Son exactamente los mismos que los de la princesa.

—El color.

— ¿Cómo es posible?

—No lo sé, Tsunade-sama.

—Jamás noté eso. Debemos saber si no nos equivocamos.

—Con ella, definitivamente no. Pero con Uchiha, no lo sé.

—Honoka-nee-san…—susurró Tsunade mientras cerraba sus ojos.

”En la puerta principal del un palacio se encontraba Tsunade de quince años, esperando a la carrosa que traería de vuelta a su hermana mayor. En sus brazos tenía una gran caja con un moño. Esa caja era el regalo que daría a su hermana, ya que ella volvía de unas lecciones de etiqueta que había recibido desde hace 6 meses con una lady muy amiga de su padre.

Ésta no tuvo que esperar mucho, ya que se empezó a notar cómo una carrosa se comenzaba a acercar, dando señal de que su esperada hermana había vuelto.

La emoción desbordaba de ella. Esa fecha no era solo su regreso sino que su cumpleaños 18 también.

Cuando la carrosa paró, un sirviente abrió la puerta, dejando ver una hermosa chica castaña bajar de él. La chica bajó y acomodó su vestido delicadamente. Tsunade corrió a ella y la abrazó con todas las fuerzas del mundo.

— ¡Nee-san! —dijo mientras su abrazo era correspondido.

— ¡Tsunade-chan, estás realmente hecha una señorita!

— ¡Bienvenida y feliz cumpleaños! —dijo entregándole la caja.

— ¡Gracias, Tsunade-chan! —dijo recibiéndola.

Poco a poco comenzó a abrirla, dando a conocer un hermoso vestido de color rosa pálido. La chica sonrió a Tsunade abiertamente mientras le acariciaba la coleta que llevaba.
— ¿Te gustó? —preguntó la hermana menor.

— ¡Claro que sí! Espero que se me vea bien…

—Obviamente se te va a ver bien, Nee-san. A ti todo se te ve bien.

—Gracias, Tsunade-chan. Eres muy amable conmigo.

—Pero es la verdad.

—Eres un alma noble, Tsunade. Algún día serás tú quien lo tendrá todo”.


El recuerdo de su hermana era lo más preciado que tenía en el mundo. Después de haberse alejado de ella, lo mínimo que podía hacer era juntarla con él. Después de todo, se lo debía por haber querido su mal en aquel entonces.

El amor la cegó completamente, deseando, incluso, su muerte. Sin más, lo había conseguido. Al principio de todo, ella pensó que con su muerte, el príncipe la amaría y se olvidaría completamente de su hermana, pero eso jamás sucedió y así todo terminó.

Kakashi notó que Tsunade estaba recordando su pasado. Él más que nadie sabía lo doloroso que había sido para ella el perder todo y seguir vagando por el mundo. Así que decidió cortar aquel pequeño hilo que traía de vuelta el dolor.

—Entonces, ¿qué vamos a hacer, Tsunade-sama? —Tsunade reaccionó fuertemente y sonrió. Sabía que Kakashi había tratado de evitar algo inevitable.

—Debemos confirmar nuestras sospechas, Kakashi. Tú y yo sabemos nuestro objetivo. Debemos acercarnos a Sakura y descubrir si Sasuke es el príncipe. Hagamos eso por ahora.

—Sí, Tsunade-sama. —dijo levantándose y haciendo una pequeña reverencia. —Disculpe, pero debo irme.

—Bien. Ya sabes…

—Antes de irme…Si usted hubiera visto el brillo que tenían ambos, se hubiera sentido como en casa…

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

¿Qué tenía él que la volvía loca? Lo más inexplicable. Eso era.

Cada vez que se preguntaba el porqué Sasuke le daba sensaciones que nadie más le había dado, sonreía como tonta. Esas sonrisas eran las más sinceras que jamás había dado en su vida. Era como si él pudiera abrir la puerta donde todas estaban guardadas. Inclusive, aquellas que nunca imaginó poder abrir. Ella no tenía la llave, sino él.

Era algo precipitado. Apenas se conocían de hace 2 meses. Pero algo le decía que la unión entre ellos era más que inmensa. La duda era: ¿por qué? ¿Qué tenían sus ojos que le decían que todo estaría bien?

Esa era otra razón: sus ojos. Algo en ellos se le hacían tan conocidos. Como si ya los hubiera visto hace mucho tiempo atrás. Pero eso era imposible, porque no había pasado mucho tiempo. Esa sensación se incrementó aquella vez en el cine cuando un rayo de luz recorrió sus ojos.

La sensación de quererlo mucho y protegerlo la invadió. Como si fuera un peligro ajeno a su alcance. Sabía que fuera lo que fuera, ella lo protegería, sin importar qué.

No solo el sentimiento que proteger, sino el de estar protegida cada vez que él la abrazaba. Aquella sensación era la más linda que jamás había tenido. Incluso más que con aquel que había sido su primer amor.

Así estaban en ese momento: abrazados bajo la sombra de un roble hermosa. Uno que los protegía instantáneamente del Sol. O más bien de sus rayos.

— ¿Estás bien, Sakura? —le preguntó.

— ¿Eh? Sí. ¿Por qué?

—Estás muy pensativa y callada.

— ¡Oh! Lo siento.

— ¿Qué pensabas? ¿Puedo saber?

—Estaba pensando en tus ojos, Sasuke-kun. —dijo sonrojándose un poco.

— ¿En mis ojos? —dijo confundido. — ¿Qué tienen?

—A-Am…No lo sé. Es como si pudiera pasar todo el día viéndolos. Algo sucede con ellos.

— ¿Sabes? Cuando miro tus ojos también sucede algo. O más bien, ya sucedió. —Sakura lo miró extrañada.

— ¿Ya sucedió? —preguntó.

—Nada, nada. Tal vez es que me estén dando una señal de que eres la princesa de mi vida. —dijo para sí.

Después de aquel incidente o lo que hubiera sido, meditó en su soledad. Aquella chica de su sueño, había vuelto con los mismos ojos de Sakura. ¿Acaso eso significaba algo? Solo era una suposición, pero eso valía algo.

Si todo aquello era verdad, debía permanecer al lado de Sakura. No le importaba el porqué. Si su corazón lo dictaba, él lo haría. ¿Qué importaba lo demás?

—Sasuke-kun. —dijo para besarlo tiernamente.

—Está anocheciendo. ¿Quieres ir a cenar a mi casa? —preguntó Sasuke abrazándola.

—¿A-A tu casa?

—Claro. No te van a morder, Sakura. ¡Tranquila!

—P-Pero~

—Vamos. —La cara que Sasuke había puesto le había confirmado que todo estaría bien.

Así se levantaron de la banca y se fueron en dirección a la casa de Sasuke. Lo que no sabían era que eran observados en dos direcciones distintas. En una estaba Kakashi observando con alegría el verlos juntos. Por otro lado estaban viejos enemigos, que sabía perfectamente la dirección de ellos.

Era un hombre con una máscara naranja en forma de círculos que estaba observando desde una esquina un poco alejada, pero segura para ver los movimientos. Éste estaba marcando un número en un celular.

—Ya lo confirmé, Kabuto. No nos decidimos completamente de ella. —dijo al teléfono.

—¿Estás seguro de lo que estás diciendo? —decía la voz al otro lado.

—Claro que estoy seguro. ¿Lo haremos?

—Por supuesto que lo haremos. Si nos deshicimos de ella una vez, ¿por qué crees que no será igual ahora?
avatar
valee-san
SasuSaku Club
SasuSaku Club

Estado You feel laughing but you start to cry ._.

Costa Rica Edad 21 Mensajes 65 Femenino
Reputación 6 0%
Llevo en NC desde... 17/04/2011

Parejas SS| NaruSaku | ItaSaku | SasuNaruSaku :3 | EdWin | InuKag | RoyAi
Animes Favoritos Naruto - InuYasha - Ranma 1/2 - Full Metal Alchemist - Pandora Hearts - Kaicho wa Maid-sama - Mirai Nikki - Shoujo♥️ and I don't remember what else haha
¿Qué series estás viendo? 30 Seconds to Mars - Hurracane

Yenes 325 円
Último doujin leído Yisas, no lo recuerdo ._.


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encontrando el iris. -Capitulo 3-

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.